Sesión familiar de embarazo en el Embalse de Cachamuíña.

10 de abril, 2018 - Embarazo/Pregnancy - Comentarios -

Este fin de semana estuvimos de sesión familiar en el Embalse de Cachamuíña, municipio de Pereiro de Aguiar, Ourense. Bonito lugar que incluiré en mis propuestas para futuras sesiones.

Hacía días que andaba yo detrás de fotos en días nublados y con lluvia (publicaré una entrada sobre esto en su día) y, como el tiempo no prometía acompañar y "Madre embarazada" estaba muy preocupada, estuve insistiéndole y convenciéndole durante varios días (me puse muy pesada, incluso) de que las fotos con lluvia son igual o más bonitas que los días de sol, que se quedara tranquila.

Quizá la sesión no es tan cómoda, lo reconozco. Sobretodo si cae un chaparrón como el que nos cayó. Sin embargo, la luz puede ser igual de buena, o mejor, que la de un día despejado. Y por otro lado, quedó también demostrado que puede ser igual de divertida que cualquier otra (¡y cuanta más lluvia, más divertida!) Así que me salí con la mía, je, je...

La sesión nos planteaba otro reto a priori, y era la confianza dudosa que tendría "Hermana mayor" a la hora de colaborar con una extraña apuntándole a la cara con un aparato enorme y amenazante.

Bueno, pues prueba superada finalmente, con una buena dosis de respeto por sus tiempos y su espacio, y con dos recursos en los que puse toda mi confianza: unas tizas de colores y las riquísimas galletas de algarroba de Faragullas, jejeje. El plan no podía fallar... Pues bien, no sólo no falló, sino que acabamos la sesión sin querer irnos ni ella ni yo, de lo bien que congeniamos. Si no es por el frío, lo habríamos alargado más a pesar de la lluvia.

Y es que cuando hay conexión e intención, cuando "Madre embarazada" es tan dulce y agradable que te sientes como si la conocieses de toda la vida, "Padre de familia" es un sol que colabora en todo a pesar de no estar cómodo delante de una cámara (como me pasa también a mí y a tanta gente...), y "Hermana mayor" es tan especial y te busca con esa risita de pillina y mirada intensa, y te la comerías a todas horas... Pues aun con todo esto, ocurre que me voy a casa pensando en lo mucho que amo este trabajo, y agradeciendo la oportunidad de conocer a personas tan lindas y afines.

Gracias a esta familia por el maravilloso rato compartido, por la colaboración y buena actitud, y gracias también por dejarme poner aquí unas cuantas fotos, porque siempre digo que es algo muy personal y respetable, y no a todo el mundo le resulta fácil.

Gracias de corazón :)

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

6 + 7 =

Últimas entradas

Categorías