"Mi hermana es la mejor". Sesión de fotografía familiar en el Concello de Allariz (Ourense)

11 de octubre, 2018 - Sesiones familiares - 1 Comentario -

 

Hoy me salto el resumen del verano para recibir el otoño.

Y es que la estación más deseada por casi cualquier fotógrafa/o por su luz y su color, merece una especial bienvenida, y yo lo voy a hacer con esta sesión de fotografía familiar en el Concello de Allariz (Ourense), concretamente en la preciosa aldea de Valverde.

Como hilo conductor de esta sesión, tal y como suele pasar en todas las sesiones en las que hay niños de más de 2 años, Hermano mayor dirigió toda la operación, ayudando a tímido Padre de familia a soltarse, y cediendo todo el protagonismo a Hermana pequeña con ese amor incondicional que yo sólo he visto entre hermanos. Creo que el amor de madre está sobrevalorado. Dos hermanos que se quieren son absolutamente inseparables. 

Me gusta especialmente esta localización porque ofrece diferentes escenarios y tipos de luz. En esta ocasión, comenzamos la sesión en un claro del bosque y la terminamos con la apuesta de sol en un campo de calabazas.

Suelo animar a las familias a hacerse una sesión de fotos en su aldea de origen, porque los entornos rurales van unidos al corazón de la memoria familiar, y ese recuerdo quedará toda la vida, originando a su vez un nuevo recuerdo. Campos de millo ('maíz' para los no galegofalantes), de calabazas, de girasoles, lavanda o cebada. Pazos rurales o lavaderos de piedra. Todo un mundo rural lleno de encanto y recuerdos familiares, y de infancia ahora recuperada y transmitida a la siguiente generación.

Por cierto, aprovecho para animar a las familias que ya han vivido esta experiencia, si no lo han hecho ya, a compartirla en la sección de opiniones de mi web www.farphoto.es/opiniones

Muchísimas gracias a esta familia tan linda por el buen rato vivido, por poder darme una oportunidad más de hacer un trabajo que amo, y por su confianza en ese trabajo :)

Deja un comentario

"Bienvenid@ a la República Independiente de mi casa". Sesión de fotografía familiar en Cuenca.

28 de septiembre, 2018 - Sesiones familiares - Comentarios -


Ocurre que cuando decido escuchar a mi instinto sin dejarme influenciar por la opinión de los demás, respetar mi unidad familiar y liberar todo el amor que llevo dentro, todo fluye en armonía, afronto los retos diarios con fuerza y determinación, y el resultado es algo muy bonito que yo misma he creado, donde hay diálogo, cariño, respeto y admiración por cada una de las personas que forman mi unidad familiar.

En este caso, la unión de dos personas con esa filosofía no podía traer más que doble amor a esta sesión de fotografía familiar en CuencaY al ser mi primera sesión allí y a una pareja cuyo primer instante de enamoramiento tuve la suerte de presenciar, estos hechos hacen de ella una sesión muy especial de la que me siento muy agradecida.

Mi impresión global de ese día es la completa unión de unos padres profundamente amorosos; coordinados perfectamente entre sí para una organización y una dedicación muy a la altura de las necesidades de dos mellizos que bien me los habría llevado puestos.

*Nota: esto de llevármelos puestos es algo que pienso, pero que jamás le digo a una criatura, más que nada para no traumatizarla. Atención, abuelos, abuelas y demás personas ya algo mayores, leed esto: El típico "Te voy a llevar conmigo a mi casa", por favor, si es posible, eliminadlo completamente de vuestra existencia. Pongámonos en su piel, que los niños no filtran estas bromas aún en su cerebro y se mueren de pánico e inseguridad si se lo decimos. ¿Qué tal cambiarlo por un "me pareces muy lindo" junto con una sonrisa? La energía cambia, ¿verdad?

Bien, como decía, disfruté de unos bebés arropados, amados, contenidos, abrazados, respetados en sus ritmos, en sus procesos, en sus cuerpos...

Una sesión llena de piececitos que juegan con el aire descubriendo la gravedad, bracitos que acarician las mejillas de papá y mamá, culitos que se arrastran por el suelo libres y felices, piernecitas mullidas que se entrelazan buscando el tacto de hermano que les proporcione calor físico y emocional. Momentos con papá y mamá, juntos y por separado, llenitos de amor y complicidad.

Y mi conclusión es que cualquier día de estos voy a tener que dejar de cobrar dinero, porque todo el amor que me llevo de las sesiones acabará por ser suficiente, así de claro lo digo.

Y a esta familia, quiero darle mil gracias por este día, por esa sensación que me llevé y que aún siento, y por el rato divertido que pasamos los cinco.

Os dejo con pocas fotos esta vez (siempre respetando las preferencias de la familia para mostrarse o no públicamente), pero no quería dejar de compartir la experiencia.

Deja un comentario

"Un lugar donde crecer". Sesión familiar en Costa da Morte.

18 de julio, 2018 - Sesiones familiares - 1 Comentario -

Boas!

Hoy vengo con una sesión de fotos familiar en Costa da Morte, concretamente en la ría de Corme-Laxe, un lugar que, para una conquense como yo, sí era de muerte, para quedarse sin respiración de tan precioso. Y no es por desmerecer mi tierra, que bien bonita es, pero no hay mar y el mar siempre llama mucho la atención, sobretodo a los de muy de interior como yo. De modo que ahora comprendo por qué le llaman a sí a esta privilegiada costa.


Madrugué mucho (y con gusto) para poder llegar a tiempo desde Allariz (Ourense) a la hora que habíamos fijado. Tenía que ser a una hora muy concreta para poder aprovechar la marea baja y poder hacer parte de la sesión en la arena de la ría. También había que coordinar la predicción (por llamarla de alguna manera) meteorológica, la disponibilidad de los padres en cuanto a días libres, la disponibilidad de una servidora y los horarios de dos niños pequeños... De todo esto podemos decir que esta sesión fue un auténtico milagro, ¡jaja! Y por eso me siento tan afortunada de que saliera todo como salió, porque no podía haber salido mejor.

El tiempo, maravilloso. Una niebla ocasional quiso venir a decorarnos el ambiente y darle un toque mágico y especial al ya de por sí mágico lugar. La marea baja no era demasiado tarde ese día, y los peques estuvieron fantásticos. Normalmente siempe hay un hermano o una hermana que conduce la sesión y nos dirige a todos con su gran sabiduría intuitiva. Es este caso fue Hermano mayor, hasta que Hermana pequeña se soltó, casi al final, y también tuvo su rato de gloria para dirigir la orquesta.

Comenzamos con los abuelos, que normalmente no entienden de modernidades y extravagancias sobre hacer fotos de pies o manos, o en cualquier lugar que no sea un estudio cómodo con luz artificial y posados. Les dimos su posado para que pudieran marcharse satisfechos y felices, y la juventud extravagante nos lanzamos a la arena y al agua sin vacilar ni un instante.

Yo aprendí muchísimas cosas que Hermano mayor estuvo encantado de enseñarme (ya que soy de interior y desconozco por completo los tesoros del mar...) Así, aprendí a reconocer cangrejos, percebes o berberechos vivos, que sólo había visto en paellas, fuentes o lata de conserva. Cómo cogerlos, cómo "cazarlos", cómo limpiarlos... una lección realmente interesante por un maestro en el tema.

Las tías y tíos,  primas y primos segund@s y demás anexos adultos a las sesiones, suelen aportar muchísimos momentos especiales, porque suelen tener una relación muy cercana con los peques de la familia, y estos se sienten cómodos en su presencia, e interactúan mucho con ellos. Me encanta ese tipo de relación.

 

Después de un buen rato en la playa de la ría, de donde nos costó marcharnos por lo bien que se estaba, fuimos al Mirador del Monte Blanco, un lugar con una vista espectacular desde la que se ve la fusión entre el mar y la ría, el mar y el nacimiento del río Anllóns, a un lado, Corme, y al otro, Laxe (de ahí el nombre de la ría). Un lugar maravilloso donde crecer, como le aconteció a Madre de familia, y por eso estábamos allí.

Allí arriba, en el mirador, hicimos un rico almuerzo de frescas frutas veraniegas, para reponer fuerzas después de la larga sesión que Hermano y Hermana llevaron como campeones a pesar del hambre y las ganas de ir al parque o a la playa.

Mil gracias a esta familia tan acogedora, por enseñarme un lugar tan bonito al que pienso volver, y gracias por tratarme tan bien.


¡Vamos con las fotos!


 
Deja un comentario

Te quiero x 2. Sesión familiar en Ponte Ermida (Allariz)

23 de mayo, 2018 - Sesiones familiares - Comentarios -

¡Buenas!

Hoy vengo con una sesión de fotos familiar llevada a cabo en Ponte Ermida (Concello de Allariz). Es una zona donde hay una aldea abandonada en un lugar precioso (qué no es precioso en esta tierra...) También es parte de la Ruta do Arnoia para senderistas y bici-cross. Muy recomendable para amantes del senderismo y amantes del campo sin más.

Yo estaba en mi salsa, porque las sesiones en la naturaleza son mis preferidas, y la disfruté muchísimo ya sólo por eso. Y también por todo lo demás, porque esta familia tan acogedora me hizo sentir parte de ella, y me sentí muy, muy a gusto en todo momento, ¡gracias, familia!

Teníamos el inconveniente que más tememos en fotografía: la luz. No por falta en este caso, sino por exceso. Por los peques y otras circunstancias no podíamos hacerla más tarde, con la luz bonita del atardecer. Pero bueno, con un filtro adecuado y gracias a las amplias, junto con aguna nube que vino a aportar su granito de arena, pudimos solventarlo.

La naturaleza nos ofreció sus maravillosos recursos: agua, arena, plantas para espiar con la cámara, bichitos que observar, piedras que lanzar, caminos...

Los peques se sentían felices, no hay más que verles las caras de calma y disfrute. Y además eran todo terreno, todo les parecía divertido, fluían con nuestras sugerencias de ir aquí y allí, jugar aquí o allá, y disfrutaban de cada momento. Qué gustazo. Ylos adultos disfrutaron tanto o más que ellos, y se notaba que tenían experiencia en esto de moverse comodamente delante de una cámara. Una familia muy linda y colaboradora, ¡fue todo un placer!

Os dejo con la selección de fotos:

Deja un comentario

Sin siesta, como las valientes. Sesión de fotografía familiar en Valverde (Ourense)

26 de julio, 2019 - Sesiones familiares - Comentarios -

Para volver al calorcito, hoy traigo una sesión de fotos familiar en Valverde (Ourense), con una familia lindísima por fuera y por dentro, con la que pasé un rato súper agradable. Sesión que conseguimos hacer a pesar de la falta de siesta, y los que sabemos ya sabemos lo que implica esto... ¡Ja,ja! ¡Gracias, familia!

¡Que disfrutéis las fotos!

Deja un comentario