"Mi hermana es la mejor". Sesión de fotografía familiar en el Concello de Allariz (Ourense)

11 de octubre, 2018 - Sesiones familiares - 1 Comentario -

 

Hoy me salto el resumen del verano para recibir el otoño.

Y es que la estación más deseada por casi cualquier fotógrafa/o por su luz y su color, merece una especial bienvenida, y yo lo voy a hacer con esta sesión de fotografía familiar en el Concello de Allariz (Ourense), concretamente en la preciosa aldea de Valverde.

Como hilo conductor de esta sesión, tal y como suele pasar en todas las sesiones en las que hay niños de más de 2 años, Hermano mayor dirigió toda la operación, ayudando a tímido Padre de familia a soltarse, y cediendo todo el protagonismo a Hermana pequeña con ese amor incondicional que yo sólo he visto entre hermanos. Creo que el amor de madre está sobrevalorado. Dos hermanos que se quieren son absolutamente inseparables. 

Me gusta especialmente esta localización porque ofrece diferentes escenarios y tipos de luz. En esta ocasión, comenzamos la sesión en un claro del bosque y la terminamos con la apuesta de sol en un campo de calabazas.

Suelo animar a las familias a hacerse una sesión de fotos en su aldea de origen, porque los entornos rurales van unidos al corazón de la memoria familiar, y ese recuerdo quedará toda la vida, originando a su vez un nuevo recuerdo. Campos de millo ('maíz' para los no galegofalantes), de calabazas, de girasoles, lavanda o cebada. Pazos rurales o lavaderos de piedra. Todo un mundo rural lleno de encanto y recuerdos familiares, y de infancia ahora recuperada y transmitida a la siguiente generación.

Por cierto, aprovecho para animar a las familias que ya han vivido esta experiencia, si no lo han hecho ya, a compartirla en la sección de opiniones de mi web www.farphoto.es/opiniones

Muchísimas gracias a esta familia tan linda por el buen rato vivido, por poder darme una oportunidad más de hacer un trabajo que amo, y por su confianza en ese trabajo :)

Deja un comentario

"Bienvenid@ a la República Independiente de mi casa". Sesión de fotografía familiar en Cuenca.

28 de septiembre, 2018 - Sesiones familiares - Comentarios -


Ocurre que cuando decido escuchar a mi instinto sin dejarme influenciar por la opinión de los demás, respetar mi unidad familiar y liberar todo el amor que llevo dentro, todo fluye en armonía, afronto los retos diarios con fuerza y determinación, y el resultado es algo muy bonito que yo misma he creado, donde hay diálogo, cariño, respeto y admiración por cada una de las personas que forman mi unidad familiar.

En este caso, la unión de dos personas con esa filosofía no podía traer más que doble amor a esta sesión de fotografía familiar en CuencaY al ser mi primera sesión allí y a una pareja cuyo primer instante de enamoramiento tuve la suerte de presenciar, estos hechos hacen de ella una sesión muy especial de la que me siento muy agradecida.

Mi impresión global de ese día es la completa unión de unos padres profundamente amorosos; coordinados perfectamente entre sí para una organización y una dedicación muy a la altura de las necesidades de dos mellizos que bien me los habría llevado puestos.

*Nota: esto de llevármelos puestos es algo que pienso, pero que jamás le digo a una criatura, más que nada para no traumatizarla. Atención, abuelos, abuelas y demás personas ya algo mayores, leed esto: El típico "Te voy a llevar conmigo a mi casa", por favor, si es posible, eliminadlo completamente de vuestra existencia. Pongámonos en su piel, que los niños no filtran estas bromas aún en su cerebro y se mueren de pánico e inseguridad si se lo decimos. ¿Qué tal cambiarlo por un "me pareces muy lindo" junto con una sonrisa? La energía cambia, ¿verdad?

Bien, como decía, disfruté de unos bebés arropados, amados, contenidos, abrazados, respetados en sus ritmos, en sus procesos, en sus cuerpos...

Una sesión llena de piececitos que juegan con el aire descubriendo la gravedad, bracitos que acarician las mejillas de papá y mamá, culitos que se arrastran por el suelo libres y felices, piernecitas mullidas que se entrelazan buscando el tacto de hermano que les proporcione calor físico y emocional. Momentos con papá y mamá, juntos y por separado, llenitos de amor y complicidad.

Y mi conclusión es que cualquier día de estos voy a tener que dejar de cobrar dinero, porque todo el amor que me llevo de las sesiones acabará por ser suficiente, así de claro lo digo.

Y a esta familia, quiero darle mil gracias por este día, por esa sensación que me llevé y que aún siento, y por el rato divertido que pasamos los cinco.

Os dejo con pocas fotos esta vez (siempre respetando las preferencias de la familia para mostrarse o no públicamente), pero no quería dejar de compartir la experiencia.

Deja un comentario

"Un lugar donde crecer". Sesión familiar en Costa da Morte.

18 de julio, 2018 - Sesiones familiares - 1 Comentario -

Boas!

Hoy vengo con una sesión de fotos familiar en Costa da Morte, concretamente en la ría de Corme-Laxe, un lugar que, para una conquense como yo, sí era de muerte, para quedarse sin respiración de tan precioso. Y no es por desmerecer mi tierra, que bien bonita es, pero no hay mar y el mar siempre llama mucho la atención, sobretodo a los de muy de interior como yo. De modo que ahora comprendo por qué le llaman a sí a esta privilegiada costa.


Madrugué mucho (y con gusto) para poder llegar a tiempo desde Allariz (Ourense) a la hora que habíamos fijado. Tenía que ser a una hora muy concreta para poder aprovechar la marea baja y poder hacer parte de la sesión en la arena de la ría. También había que coordinar la predicción (por llamarla de alguna manera) meteorológica, la disponibilidad de los padres en cuanto a días libres, la disponibilidad de una servidora y los horarios de dos niños pequeños... De todo esto podemos decir que esta sesión fue un auténtico milagro, ¡jaja! Y por eso me siento tan afortunada de que saliera todo como salió, porque no podía haber salido mejor.

El tiempo, maravilloso. Una niebla ocasional quiso venir a decorarnos el ambiente y darle un toque mágico y especial al ya de por sí mágico lugar. La marea baja no era demasiado tarde ese día, y los peques estuvieron fantásticos. Normalmente siempe hay un hermano o una hermana que conduce la sesión y nos dirige a todos con su gran sabiduría intuitiva. Es este caso fue Hermano mayor, hasta que Hermana pequeña se soltó, casi al final, y también tuvo su rato de gloria para dirigir la orquesta.

Comenzamos con los abuelos, que normalmente no entienden de modernidades y extravagancias sobre hacer fotos de pies o manos, o en cualquier lugar que no sea un estudio cómodo con luz artificial y posados. Les dimos su posado para que pudieran marcharse satisfechos y felices, y la juventud extravagante nos lanzamos a la arena y al agua sin vacilar ni un instante.

Yo aprendí muchísimas cosas que Hermano mayor estuvo encantado de enseñarme (ya que soy de interior y desconozco por completo los tesoros del mar...) Así, aprendí a reconocer cangrejos, percebes o berberechos vivos, que sólo había visto en paellas, fuentes o lata de conserva. Cómo cogerlos, cómo "cazarlos", cómo limpiarlos... una lección realmente interesante por un maestro en el tema.

Las tías y tíos,  primas y primos segund@s y demás anexos adultos a las sesiones, suelen aportar muchísimos momentos especiales, porque suelen tener una relación muy cercana con los peques de la familia, y estos se sienten cómodos en su presencia, e interactúan mucho con ellos. Me encanta ese tipo de relación.

 

Después de un buen rato en la playa de la ría, de donde nos costó marcharnos por lo bien que se estaba, fuimos al Mirador del Monte Blanco, un lugar con una vista espectacular desde la que se ve la fusión entre el mar y la ría, el mar y el nacimiento del río Anllóns, a un lado, Corme, y al otro, Laxe (de ahí el nombre de la ría). Un lugar maravilloso donde crecer, como le aconteció a Madre de familia, y por eso estábamos allí.

Allí arriba, en el mirador, hicimos un rico almuerzo de frescas frutas veraniegas, para reponer fuerzas después de la larga sesión que Hermano y Hermana llevaron como campeones a pesar del hambre y las ganas de ir al parque o a la playa.

Mil gracias a esta familia tan acogedora, por enseñarme un lugar tan bonito al que pienso volver, y gracias por tratarme tan bien.


¡Vamos con las fotos!


 
Deja un comentario

La unión hace el cariño. Sesión de bebé a domicilio en Ourense

29 de junio, 2018 - En casa - Comentarios -

Una de las cosas que más ilusión me hacen son los seguimientos de familias. Es decir, cuando una familia conecta tanto conmigo y con mi trabajo que confía en mí para otros momentos importantes de su vida. Y entonces mi "familia fotográfica" crece Sonrisa

Fue el caso en esta ocasión: bebé que nace semanas después de una sesión de embarazo con muchísima conexión y bajo la lluvia (una de mis sesiones preferidas por la luz que ofrecen los días de lluvia).

En casa, el bebé está más cómodo y tranquilo. No sé si he mencionado ya que  todavía no he tenido una sesión donde el bebé pase un rato largo dormido. Quizá sea porque hasta ahora todos han sido bebés de teta a demanda... Sea por el motivo que sea, sinceramente, no me importa en absoluto, sobretodo porque así puedo disfrutar de esas miradas tan despiertas y curiosas como las que nos ofreció esta preciosidad de dos semanas de vida (no llegó a ser recién nacido, fotográficamente hablando, por 4 días).

De nuevo una acogida cálida y una sesión muy fluída por parte de una familia relinda... Sinceramente, no fui capaz de marcharme hasta que no me aprendí cada parte de este bebé de memoria. No sé quién babeaba más, si los padres o yo. Y con Hermana mayor dándolo todo y ofreciendo su mejor sonrisa todo el tiempo, con la naturalidad que le caracteriza... no se podía pedir más. Creo que las familias no son conscientes de cuánto amor me llevo en cada sesión...

Gracias por hacerlo facilísimo y por un rato precioso lleno de ternura y calor familiar.

Vamos a ver algunas de las fotos escogidas por la familia...

Deja un comentario

Te quiero x 2. Sesión familiar en Ponte Ermida (Allariz)

23 de mayo, 2018 - Sesiones familiares - Comentarios -

¡Buenas!

Hoy vengo con una sesión de fotos familiar llevada a cabo en Ponte Ermida (Concello de Allariz). Es una zona donde hay una aldea abandonada en un lugar precioso (qué no es precioso en esta tierra...) También es parte de la Ruta do Arnoia para senderistas y bici-cross. Muy recomendable para amantes del senderismo y amantes del campo sin más.

Yo estaba en mi salsa, porque las sesiones en la naturaleza son mis preferidas, y la disfruté muchísimo ya sólo por eso. Y también por todo lo demás, porque esta familia tan acogedora me hizo sentir parte de ella, y me sentí muy, muy a gusto en todo momento, ¡gracias, familia!

Teníamos el inconveniente que más tememos en fotografía: la luz. No por falta en este caso, sino por exceso. Por los peques y otras circunstancias no podíamos hacerla más tarde, con la luz bonita del atardecer. Pero bueno, con un filtro adecuado y gracias a las amplias, junto con aguna nube que vino a aportar su granito de arena, pudimos solventarlo.

La naturaleza nos ofreció sus maravillosos recursos: agua, arena, plantas para espiar con la cámara, bichitos que observar, piedras que lanzar, caminos...

Los peques se sentían felices, no hay más que verles las caras de calma y disfrute. Y además eran todo terreno, todo les parecía divertido, fluían con nuestras sugerencias de ir aquí y allí, jugar aquí o allá, y disfrutaban de cada momento. Qué gustazo. Ylos adultos disfrutaron tanto o más que ellos, y se notaba que tenían experiencia en esto de moverse comodamente delante de una cámara. Una familia muy linda y colaboradora, ¡fue todo un placer!

Os dejo con la selección de fotos:

Deja un comentario

Sesión familiar de embarazo en el Embalse de Cachamuíña.

10 de abril, 2018 - Embarazo/Pregnancy - Comentarios -

Este fin de semana estuvimos de sesión familiar en el Embalse de Cachamuíña, municipio de Pereiro de Aguiar, Ourense. Bonito lugar que incluiré en mis propuestas para futuras sesiones.

Hacía días que andaba yo detrás de fotos en días nublados y con lluvia (publicaré una entrada sobre esto en su día) y, como el tiempo no prometía acompañar y "Madre embarazada" estaba muy preocupada, estuve insistiéndole y convenciéndole durante varios días (me puse muy pesada, incluso) de que las fotos con lluvia son igual o más bonitas que los días de sol, que se quedara tranquila.

Quizá la sesión no es tan cómoda, lo reconozco. Sobretodo si cae un chaparrón como el que nos cayó. Sin embargo, la luz puede ser igual de buena, o mejor, que la de un día despejado. Y por otro lado, quedó también demostrado que puede ser igual de divertida que cualquier otra (¡y cuanta más lluvia, más divertida!) Así que me salí con la mía, je, je...

La sesión nos planteaba otro reto a priori, y era la confianza dudosa que tendría "Hermana mayor" a la hora de colaborar con una extraña apuntándole a la cara con un aparato enorme y amenazante.

Bueno, pues prueba superada finalmente, con una buena dosis de respeto por sus tiempos y su espacio, y con dos recursos en los que puse toda mi confianza: unas tizas de colores y las riquísimas galletas de algarroba de Faragullas, jejeje. El plan no podía fallar... Pues bien, no sólo no falló, sino que acabamos la sesión sin querer irnos ni ella ni yo, de lo bien que congeniamos. Si no es por el frío, lo habríamos alargado más a pesar de la lluvia.

Y es que cuando hay conexión e intención, cuando "Madre embarazada" es tan dulce y agradable que te sientes como si la conocieses de toda la vida, "Padre de familia" es un sol que colabora en todo a pesar de no estar cómodo delante de una cámara (como me pasa también a mí y a tanta gente...), y "Hermana mayor" es tan especial y te busca con esa risita de pillina y mirada intensa, y te la comerías a todas horas... Pues aun con todo esto, ocurre que me voy a casa pensando en lo mucho que amo este trabajo, y agradeciendo la oportunidad de conocer a personas tan lindas y afines.

Gracias a esta familia por el maravilloso rato compartido, por la colaboración y buena actitud, y gracias también por dejarme poner aquí unas cuantas fotos, porque siempre digo que es algo muy personal y respetable, y no a todo el mundo le resulta fácil.

Gracias de corazón :)

Deja un comentario

Sesión primer cumpleaños (Smash the cake)

28 de febrero, 2018 - Newborn/bebés - 2 Comentarios -

 

 

La semana pasada tuve a domicilio una sesión de bebés en Allariz, Ourense

No está el tiempo como para hacerla en exteriores, y sobretodo con una bebé...

 

En este caso, sesión de primer cumpleaños o 'Smash the cake', que en realidad es una americanada, pero que te ríes mucho porque consiste en que el bebé se zampa con las manos, o con los pies, su pastel de cumpleaños mientras a los espectadores (fotógrafa en este caso y padres), se les cae la baba y se lo pasan tan bien o más que el/la bebé. 

Cogí todo mi equipo y fui a su casa, la cual ya había visitado y conocía. Tenían un ventanal maravilloso, hasta con cortinas blancas tupidas, que nos vino estupendamente. Además, no andábamos muy sobrados de tiempo porque la peque dormía la siesta a las 12, y eran las 10, así que aprovechamos su salón y las posibilidades que ofrecía. Me gusta hacer esto porque los bebés se sienten muy a gusto en un entorno conocido, están más tranquilos y felices y eso se refleja después en las fotos.

La tarta, a la cual me invitaron a probar después de la sesión (lo que se había salvado de ser pisado por esos lindos pies) estaba espectacular. Hacía tiempo que tenía localizado el sitio, (As tartas de Tareixa), y me encantó. La tarta era de nata y fresas, SIN AZÚCAR, ni para montar la nata, que llevaba algo de queso cremoso para darle consistencia. El bizcocho era de naranja y con una capa en medio de mermelada de fresa. La sinstrucciones que se le dieron a la artista repostera fueron: "Sin azúcar, pero que sea comestible". Y tanto que se pudo comer... No duró ni 24 horas.

Al final, a nuestra protagonista le llamó mucho la atención, pero no le convencía demasiado eso de tocar la nata. Ella prefería disfrutar de la novedad y bailar alegremente alrededor de ella como si de un ritual se tratase. Así que fuimos los mayores y la hermana mayor los que la disfrutamos después... en la cocina. Pero su función la cumplió con creces, queda evidente en las fotos que se lo pasó pipa.

Nos hizo pasar un rato divertidísimo, y me habría pasado toda la mañana haciéndole fotos de no haber sido porque tenía que dormir. Y es que la edad entre el año y los dos años, cuando empiezan a caminar, a hablar... ¡Es tan linda! Te los comerías todo el rato, igual que a la tarta.

Gracias a la familia por un rato tan divertido y agradable. ¡Y rico, ñam! 

Estas son algunas de las fotos de la sesión.

Deja un comentario

"Fluye y deja fluir". Sesión de fotos newborn en casa.

11 de diciembre, 2018 - Newborn/bebés - Comentarios -
Después de un tiempo sin publicar, por el ajetreo típico del inicio del cole y demás, en esta entrada y la siguiente vuelvo mostrando de nuevo las sesiones en casa con bebés recién nacidos. Esta sesión newborn fue en Allariz, Ourense.

No digo 'mi' trabajo, sino 'el' trabajo conscientemente, ya que todas las personas están implicadas en dicha tarea: fotógrafa, padre(s) y/o madre(s), bebés, hermanos/as, etc. Todo tiene que fluir de forma sincronizada y armónica (idealmente), dando prioridad al bienestar del/de la bebé (o bebés) en primer lugar, y después a los hermanos y hermanas, padre y madre y demás familia implicada, en este orden.
 
¿Cuál es mi mejor estrategia en cada sesión? En primer lugar, poner toda mi entrega y cariño, por supuesto. En segundo lugar, confiar en que todo va a salir de la mejor forma posible, esto es algo básico para mí. Y, por supuesto, fluir con el desarrollo de la sesión con el respeto como base. También, requiere adaptabilidad a posibles imprevistos e improvisación.
Teniendo todo esto en cuenta, la última y más importante regla es disfrutar.
 
Esta sesión fue una de esas que me hacen tanta ilusión, en las que ya había fotografiado a la familia en el embarazo (más adelante publicaré una entrada de esa sesión)
 
Hermana Mediana de 3 años y Hermana Mayor de 5 años en escena, coordinándonos Padre, Madre y Fotógrafa maravillosamente, adaptándonos a los ritmos de Bebé X y a las circunstancias y retos inesperados de ambas Súper Hermanas. Y es que colaboraron tanto en conjunto que me quedé impresionada.
 
Bebé X no estaba tranquila, y aun así también aportó su gran dosis de colaboración. Con esta familia todo fluyó como la seda. Varios escenarios, exterior (jardín) e interior, mucho tiempo cuidando que llegasen los momentos idóneos que no todos los y las peques están preparados para llevar con tantísima energía y buena voluntad. Mi más sincero agradecimiento y enhorabuena a esta linda familia.
 
Como mención especial de atrezzo, el turbante de Magnolia Olivia. Aseguro que habrá más turbantes para todas la edades, ya que enamoran tanto a las familias como a mí.
 
Os dejo con las fotos :)
Deja un comentario

La noche de Perotá Chingó (en el Náutico de San Vicente de O Grove)

18 de septiembre, 2018 - Conciertos/Música - Comentarios -


Boas!

Después de un verano ajetreado y variado fotográficamente, además de divertidísimo, me gustaría contarlo en mi blog comenzando por una entrada sobre música, que es un campo que disfruto bastante también (cuando tengo ocasión).

En este caso, una amiga me animó a ir a ver este grupo argentino: Perotá Chingó. Había escuchado algunas cosas de ellos y, como me gustaban bastante, le dije que sí.

El lugar es un restaurante-bar/pub/ que suele programar música en directo. En un lugar tan precioso como San Vicente do mar, O Grove, El Náutico me pareció un lugar muy agradable, con terraza junto a la mismísima playa y espacios diáfanos y abiertos, con buen ambiente y unas vistas maravillosas, además de un pescado riquísimo. 

El concierto se celebró en una zona trasera, cubierta pero al aire libre, con el mar de fondo por un lateral. Un lugar muy especial que, sumado a la escenografía y sonidos en los que nos sumergió la banda, hizo de aquella noche una experiencia muy especial para, probablemente, mucha gente de la que estábamos allí.

Y salió Perotá. Dos mujeres solistas y dos hombres a la percusión, teclado y batería que les acompañaban en voz y coros en algunas canciones. La energía era muy intensa. Justo antes de empezar, una persona del público habló muy mal a otra que estaba de pié (por que no le dejaba ver), y ellas calmaron los nervios y reclamaron respeto ante todo, y animaron a pasarlo bien y compartir ese mometo, apoyadas por los aplausos del público.

El concierto me pareció absolutamente precioso. No voy a entrar mucho en analizar el estilo musical porque no es mi especialidad, pero después de escuchar por grabación sus ritmos andinos e indígenas, algunos más bien parecidos a mantras chamánicos, creo que no le hace ninguna justicia a la calidad en directo de las voces, de la música, o a la energía que transmiten, con esas voces tan conectadas con la vida y con el verdadero ser de las personas. Entregadas totalmente al momento y modulando la energía con sonrisa permanente, nos metieron a todos no en el bolsillo, sino en su corazón.

Me encantó la escenografía, y esas estrellitas de metal colgadas del techo a las que de vez en cuando les daban un toque para que girasen y se iluminasen con los focos, creando varios efectos de luz y color. Y, sobre todo, me encantó la iluminación, que me ofreció, como fotógrafa amante de la luz y el color, momentos de placer inmenso para la vista y para los sentidos.

Me llevé una bonita impresión de las personas que componen esta linda banda, y me siento muy agradecida por haber podido ir y entregarme totalmente a ese momento realmente lindo. Gracias, Perotá Chingó.

Aquí van algunas fotos...

Deja un comentario

Tú y yo. Sesión de embarazo a domicilio en Ourense.

10 de junio, 2018 - Embarazo/Pregnancy - Comentarios -

Boas!

Hoy quiero enseñaros una sesión de embarazo a domicilio en Ourense. No hay muchas fotos esta vez, para respetar las preferencias de la familia.

Aunque quizá las familias no lo noten (o quizá sí...), siempre acudo a una sesión, aparte de ilusionada, con miedos tipo: "¿conseguiré la luz adecuada?", "¿se sentirán cómodos?", "¿conseguiré el resultado que desean?", y creo que podría añadir un larguísimo etcétera, ¡ja, ja!

Pero a la vez pienso que ellos, tanto si repiten como si no, también llevan sus propios miedos encima y de alguna forma me tranquilizo y, en cualquier caso, en cuanto me pongo manos a la obra se me pasan, y ellos a veces tardan un poco más.

Pero a veces pasa que llegan lxs más experimentadxs de la familia en espontaneidad y naturalidad, que son lxs peques, y ayudan a lxs progenitores a soltarse, y crean las situaciones ideales para momentos familiares encantadores.

Y esto es precisamente lo que pasó en esta sesión, tuvimos un director de orquesta de menos de 3 años que captó perfectamente la dinámica y los objetivos del asunto, y que ayudó a su madre y su timidez, más allá de lo que ella nunca hubiera podido imaginar, a soltarse la melena. Yo siempre lo digo y lo defiendo: los niños son los que saben, los adultos olvidamos, y es genial dejarse llevar por ellos y recordar que los miedos y la vergüenza se afrontan y superan.

Y algo me dice que si el padre se hubiera animado a estar en la sesión, también se habría rendido a los encantos y habilidades de su pequeño director.

Gracias, a esta familia tan linda (que ahora se ha ampliado, ¡enhorabuena!) por un rato encantador y divertido. Fue un gran placer conoceros.

Aquí va un resumen gráfico...

Deja un comentario

Rodrigo Cuevas: un extraño caso de autenticidad.

01 de abril, 2018 - Conciertos/Música - Comentarios -

 

Hoy voy a dedicar esta entrada a contar por qué mi instinto acertaba cuando me decía que fuera al concierto de Rodrigo Cuevas al que asistí en Arca da Noe  (Vilar de Santos, Ourense), hace un par de semanas.

Nunca había oído hablar de él cuando vi el evento en Facebook. Visité el enlace sobre uno de sus video clips y me quedé subconscientemente embrujada.

Como los fines de semana suelo adelantar algo de trabajo, no tenía pensado ir. Sin embargo, la idea me venía a la cabeza continuamente y acabé recurriendo a un test muscular rápido que me sirve muy bien cuando tengo un dilema de este tipo.
Y el test dijo que "sí", varias veces (lo hice varias veces porque me daba mucha pereza salir de mi despacho calentito), así que le hice caso a mi cuerpo, me arreglé un poco, cogí mi cámara y quedé allí con una amiga que también iba.

No voy a describir el tipo de música y la calidad artística de Rodrigo Cuevas porque eso ya lo hace muy bien el escritor y promotor cultural Carlos Barral Álvarez en la biografía del artista y, además, lo mío no es escribir.

Lo que sí voy a contar es cómo nos quedamos todos y todas las presentes en el concierto ante los encantos y el desparpajo de Rodrigo. Creo que no hubo ni un solo ser humano en la sala que no quedase enamorado de la energía que transmitía.

Obviando el gran talento musical que demostró tener, pienso que mantener a todo el público pendiente de él con cara de fascinación durante las dos horas de concierto-espectáculo-monólogo-teatro... lo consiguió no sólo con unas maravillosas dotes artísticas, sino con una gran capacidad de AMOR (así, en rojo, negrita y con mayúsculas), entrega y presencia, cariño y humildad. Sumado a una gran dosis también de inteligencia y humor. Podría parecer que Rodrigo Cuevas me hubiera pagado para escribir esta entrada, y no me extraña. Pero diría que todas las personas allí presentes quedaron igualmente entusiasmadas con él.

He querido dedicarle una entrada en mi blog para honrar esa forma de ir por la vida. Por la gran calidad humana que transmitió a tanta gente en un contexto tan efímero. Para mí, él es un ejemplo claro de alguien que se entrega al 100% (recibiendo a cambio entrega total también), y que al hacerlo saca lo mejor de sí: autenticidad. Una cualidad muy poco trabajada por la especie humana, que a casi todos nos da muchísimo miedo y que tanto admiramos y nos maravillamos cuando la reconocemos en otros (y además la sabemos reconocer muy bien...)


Gracias, Rodrigo, por tu ejemplo.

Por recordarnos que la autenticidad existe y que está al alcance de todxs si dejamos la vergüenza y los miedos a un lado.

Aquí van unas fotos del concierto.

Deja un comentario

Bienvenida y bienvenid@s

09 de febrero, 2018 - Miscelanea - 6 Comentarios -

           


Hoy es un día muy especial para mí.

Aparte de que mi hija acaba de cumplir 5 años, hoy nacen también muchos retos, y culminan otros.

Comienza (oficialmente) mi nueva vida como fotógrafa profesional, para la que empecé a prepararme hace años, sin saberlo aún conscientemente.

Hoy comienza todo lo que esa nueva vida implica: retos, caídas, recuperaciones, momentos, aprendizajes, conciliación familiar... Y que afronto con una ilusión que no esperaba después de varios intentos profesionales en el pasado, y en otros campos que no elegí conscientemente (por eso fallaron, claro).


Pero paré, me bajé del mundo, me escuché y encontré mi pasión, mi elemento. Y ahora me siento como cuando te vuelves a enamorar y creíste durante algún tiempo que jamás sería posible de nuevo.


Hoy culminan también esos retos personales: parar el mundo, bajarme de él, cambiar de profesión y de creencias limitantes, caer y levantarme de nuevo, con incluso más ilusión que antes. Quiero mostrar al mundo que se puede, que todos podemos dibujar la vida que queremos para nosotros.

 

Mis ganas de dar lo que llevo dentro, de aprender, de compartir, de crecer interiormente... son infinitas. Y aquí estoy, para todos los seres a los que mi energía atraiga. Todos sois más que bienvenidos.

 

Por tanto, bienvenida a mí, a mi nueva y deseada vida, elegida feliz y conscientemente.

Y bienvenidos a todos los que vais a formar una parte de esta maravillosa aventura.


La fotografía es mi don (o uno de ellos), que pongo al servicio del mundo con corazón, alegría e intercambio mutuo de valores, experiencia y vivencias.

 

Gracias por lo aportado.

Deja un comentario